Noticias
fisioterapia_covid_el_ejido.jpg

Se ha publicado recientemente que personas con patologías previas relacionadas con el sobrepeso y la obesidad (Indice de Masa Corporal > 25 kg/m²), directa o indirectamente, han sido un número importante de pacientes que ha contraído la COVID-19. La edad también se ha visto como un factor determinante, siendo la población mayor de 60 años la más perjudicada. Es por ello que recalcamos la gran importancia del ejercicio físico para la prevención de enfermedades, ya que está altamente demostrado que este nos ayuda a mejorar el sistema inmune, reduciendo el tejido graso, mejorando la capacidad cardiorrespiratoria, aumentando la homeostasis metabólica (la cantidad de calorías o energía que consumimos) así como la reducción de procesos inflamatorios.

Tal y como asegura el siguiente artículo (1), con programas de ejercicio correctamente realizados y supervisados podremos reducir las probabilidades de infección, también las de contraer patologías derivadas, o directamente reducir la tasa de mortalidad en la COVID-19.

Otro artículo también reciente (2) apunta en esa misma dirección, incluso especifica concretamente a través de que procesos el ejercicio físico, consigue poner en marcha procesos que modulan la respuesta de nuestro sistema inmune ante las posibles amenazas externas. Pero, a pesar de todos los beneficios que nos aporta un estilo de vida activo, no debemos olvidar que la exposición al virus debe controlarse, aunque practiquemos ejercicio correremos también riesgo de contagio si no tomamos medidas de prevención. Lo mejor que podemos hacer, tal y como nos apunta el American College of Sports Medicine en su blog (3), es entrenar en un ambiente seguro que nos permita ayudar al sistema inmune a fortalecerse, incluso para que en caso de contraer el virus podamos reducir sus efectos perjudiciales o la incidencia de contagio a otras personas.

 

En Clínica Cemtrun, clínica de fisioterapia en El Ejido, estamos preparados para poder ayudarte a practicar ejercicio físico de forma segura, con normas y medidas de seguridad, que garantizan un ambiente en el que ponerse en forma no sea un riesgo para ti o los que conviven contigo. Te animamos a que practiques ejercicio físico con la ayuda de un profesional cualificado, para mejorar tu calidad de vida y reducir al mínimo posible el riesgo de padecer enfermedades infecciosas como la COVID-19.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Wang M, Baker JS, Quan W, Shen S, Fekete G and Gu Y (2020) A Preventive Role of Exercise Across the Coronavirus 2 (SARS-CoV-2) Pandemic. Front. Physiol. 11:572718. doi: 10.3389/fphys.2020.572718

 

  1. Fernández-Lázaro D, González-Bernal JJ, Sánchez-Serrano N, Navascués LJ, Ascaso-Del-Río A, Mielgo-Ayuso J. Physical Exercise as a Multimodal Tool for COVID-19: Could It Be Used as a Preventive Strategy? Int J Environ Res Public Health. 2020 Nov 17;17(22):8496. doi: 10.3390/ijerph17228496.

 

  1. Simpson, R. J. Exercise, Inmunity and the COVID-19 Pandemic. American College of Sports Medicine. Extraído de: https://www.acsm.org/home/featured-blogs---homepage/acsm-blog/2020/03/30/exercise-immunity-covid-19-pandemic

entranmiento_covid_casa_eljido.jpg

 

¡No me digas que todavía no has retomado tu actividad física!

Esta terrible pandemia y el consecuente encierro en casa ha trastocado los planes de todos los
deportistas y de todas las personas que hacemos ejercicio físico. Sin embargo, no todo está
perdido.
Es cierto que algunas personas no han conseguido encontrar la motivación necesaria para
entrenar en casa, sobre todo en las primeras fases en las que el confinamiento era muy
estricto. La familia, la escasez de material, ese sofá que ha tenido que hacer horas extra y
aguantar el peso creciente de más de uno, sumado a la suspensión y cancelación de las
competiciones deportivas se han convertido en verdaderas barreras. Otros han tirado de
imaginación y el COVID no ha podido con sus ansias por seguir mejorando o, al menos, por
mantener un mínimo estado de forma y rendimiento que seguro que actualmente agradecen.
Hemos vivido momentos difíciles, pero debemos cambiar el chip cuanto antes. El verano de
2020 puede ser tu oportunidad para trabajar tus puntos débiles y entrenar a un nivel que
antes no te podías permitir por las exigencias de la competición. Tenemos una “súper
pretemporada” por delante para volver más fuertes que nunca, así que vamos a aprovecharla.


psicologia-covid-19-el-ejido-1200x617.jpg

Son muchos y variados los sentimientos y emociones vividos durante el confinamiento que
la pandemia del COVID19 provocó. Ha sido sin duda una experiencia que pocas personas
imaginábamos vivir alguna vez en nuestra vida. Muchos pudieron vivir este encierro con
todas las comodidades que nos ofrecía nuestro hogar y todo lo que la nueva tecnología nos
presenta hoy en día, canales de televisión de todo tipo, videollamadas, compras online y un
largo etcétera. Solo nuestros mayores, se permitían echar la memoria al pasado y recordar
épocas muy duras de sus vidas, que ahora incluso podían animar a más de una familia
agobiada por el confinamiento.

Ansiabamos la normalidad, abrazar a nuestra familia, la vuelta al trabajo, la vida en nuestras
calles. Y con el mes de mayo entró otra nueva experiencia, la programación de fases de
desescalada, llenas de nuevas normas a cumplir. Si el confinamiento nos tuvo llenos de
emociones inquietas y miedo a la incertidumbre, en las fases de la desescalada, estamos a
la expectativa. Unos lo están viviendo con el miedo a un posible rebrote, otros con
atrevimiento y confianza plena a las nuevas vivencias, muy distintas opiniones y
actuaciones de todos los que nos rodean.

¿Pero qué es lo correcto? La nueva normalidad bajo mi humilde opinión la debemos
enfrentar con sentido común. Las autoridades nos marcan las fases y normas de esta
desescalada, los cimientos, pero evidentemente no pueden abarcar todas las situaciones y
circunstancias que pueden surgir cada día y en cada lugar. Si en la construcción de nuestra
nueva normalidad, no aplicamos el sentido común, todo volverá a derrumbarse. El verano
2020 se presenta con muchas ganas de vivir nuevas experiencias para nuestros recuerdos,
pero seamos sensatos. Aquí no se habla de seguir viviendo con miedo, sino de
responsabilidad social y sentido común. Nos espera no solo un verano 2020 sino toda una
vida por delante que debemos cuidar


nutricion-covid-eljido.jpg

La pandemia provocada por el Covid-19 nos ha llevado a permanecer en casa y que parte de nuestros hábitos y rutinas cambiasen. Es esta fase posiblemente también cambiaron hábitos de alimentación, actividad física y /o ejercicio físico.

Un mayor consumo de bollería tanto industrial como casera, picoteos superfluos acompañado de una menor actividad física al estar encerrados han podido dar como resultado un aumento de peso. Pero ahora que ya huele a verano y que han ido avanzando las fases de desescalada nos sobrevuela la idea de bajar el peso que se ha podido aumentar durante el confinamiento. Pero, ¿qué y cómo hacerlo? ¿a quién acudir?

Reorganizar, introducir y retomar hábitos adecuados de alimentación es fundamental.

Para ello, saber configurar de forma adecuada nuestro plato y optimizar el consumo de verduras y hortalizas, frutas, legumbres, carnes, pescados, huevos y cereales integrales es primordial. Además, tener herramientas que nos permitan poder llevar a nuestro plato estos grupos de alimentos según las circunstancias individuales de cada uno como pueden ser aprender a hacer una compra saludable, poco tiempo para cocinar, gusto por la cocina, pequeño abanico de recetas, nivel de actividad, etc. nos acercarán a disfrutar de una alimentación saludable y que nos permita perder el peso ganado en la etapa de confinamiento.

Aprender a comer de manera saludable y disfrutar de ello en la mayor parte de nuestras comidas mejorando salud y composición corporal es una de las funciones que tenemos los dietistas-nutricionistas. No todo es perder unos kilos sino que perdamos salud a cambio de posiblemente establecer peores relaciones con la comida, mitos alimentarios,  ansiedad, peor estado emocional y sufrir un efecto rebote entre otros.


logo_bn

Clínica multidisciplinar situada en El Ejido, Almería, donde cuidamos de tu salud. Ponemos a tu disposición un centro vanguardista, con diversos especialistas experimentados en diferentes áreas.

Iago Dosil 2020 - Web Development